8 consejos para encontrar la felicidad verdadera

Hola cariños, me incliné a escribirles este post debido a mis conversaciones con muchas de ustedes. En mis citas sucede con frecuencia que terminamos platicando de temas profundos y al compartir mis puntos de vista, logran sentirse mejor.

¿Cuál la fórmula para ser feliz?

La felicidad permantente es una utopia, es un sueño aspiracional que la mercadotecnia ha hecho suya, hablemos con los pies en la realidad, la felicidad si existe. Como todos -supongo-, pasé años buscando soluciones a mis dolencias personales, -que si mi infancia, que me pasó aquí, bla, bla, bla-. Lo cierto es que al darle tanto valor a mis dolencias emocionales, deje de vivir esos momentos de felicidad. Simplemente no se registraban en mi memoría, por que cada que ocurrían yo estaba en un submundo de pensamientos.

Después de haber acudido a terapias de todo tipo, aplicado el método de Byron Katie, leído libros, correr medios y maratones completos, meditar y hacer mil terapias alternativas, en algún punto, encontré la medida perfecta que con todo el gusto del mundo les quiero compartir:

shutterstock_1070507780.jpg

  1. Sobrepensar. Pensar en exceso las cosas, sólo te traerá angustia y agonía, disminuye el tiempo que inviertes en ese mundo alterno de pensamientos y dedícate a sentir más. En el libro “El poder del ahora” de Eckart Tolle, dice acerca de la infelicidad: “La causa principal de infelicidad nunca es la situación sino tus pensamientos sobre ella”. Lo cual me lleva a la reflexión, lo que piensas, es lo que sientes. Cambia tu pensamiento.
  2. Aclarar tu visión de la felicidad. Ser feliz es tener la energía alta, positiva, tomar los problemas como retos a solucionar, quitando el drama y el exceso de dolencia que secretamente tanto placer nos da.  Ser feliz es, una elección de vida, la eliges porque prefieres sentir bonito que andar quejándote todo el tiempo (sentirse mal); es hacerse responsable de tus elecciones, tus fracasos y tus aprendizajes. Nadie te va a hacer feliz, más que tu misma.
  3. Nadie te hace nada. Cada persona vive su propia historia, tu decides que interpretar y cómo guardarlo en tu memoria. La forma en que lo guardas puede generar dolor, rencor y sentimientos negativos  (hacerse la víctima, es un hábito que te mantiene allí en ese lugar cómodo de dejarle la responsabilidad a otro). Dejemos claro algo, las personas reaccionan de acuerdo a sus propias historias, miedos y aprendizajes; sus acciones no están relacionados contigo, solo resultaste ser el personaje en la historia. Por ejemplo: mi divorcio fué un suceso doloroso, ¿el me hizo?, en su momento creí que sí. En realidad no, la verdad es que en un conflicto hay dos jugadores, cada quien reaccionó según sus dolencias y de acuerdo a su madurez emocional. ¡Listo! al dejar de ser la víctima puedes avanzar.
  4. Elige el placer antes que el dolor. Es muy común que las personas (como yo lo hacía antes) dan preferencia al único error del momento y eliminar todas las vivencias positivas involucradas. Por ejemplo, una novia que se le bajaron los rizos del peinado y que cree que su boda se arruinó por ese detalle. ¿Es en serio? y ¿el amor de la pareja?, la familia que acudió, el increíble vestido, lo divino de la fiesta, la comida, etcétera. 
  5. Quererse más a pesar de… Un acto de amarse profundamente es revisar la relación que tienes contigo mismo, cómo te tratas para tus adentros, lo exigente que eres y el amor que te das. Solía recriminarme constantemente, nada era lo suficientemente bueno para mí. –en realidad soy perfeccionista y no he dejado de serlo, pero me trato mejor-.En resumen, me maltrataba y ese resentimiento se disparaba sin cesar contra otros.
  6. Fracasar no es malo. El ser humano teme a lo que con certeza es inefable a su existencia: el fracaso y la muerte. El fracaso es parte de nuestra evolución, desde que aprendes a caminar, fracasas hasta que no solo caminas, sino corres. Así que deja de regañarte por el fracaso y empieza a tomarlo como parte del aprendizaje. En la siguiente es posible que salga ¡mucho mejor!. Tener miedo a intentarlo nuevamente sólo muestra las carencias de aprobación que arrastras de la infancia. Levantate y anda, intenta nuevamente, sólo así llegarás.
  7. Sonríe a pesar de todo. El que sonríe siempre, no es que tenga menos dolencias, el que tiene mejor actitud, es una forma de enfrentar el dolor. En mis peores momentos, he reído más. Reír es una forma de sobrevivir,  enfócate en lo positivo de la vida. Un ejercicio maravilloso es agradecerdiariamente lo genial del día anterior, las bendiciones o las risas. shutterstock_753972217.jpg¡Todo suma!
  8. Borrar tus aprendizajes equivocados: Si una computadora se puede resetear ¡tu también puedes hacerlo!, que importa si en tu infancia te hicieron creer que no podrías, que eras una esto o aquello. La verdad es que nuestros padres o maestros de la infancia no sabían lo que hacían, nadie los guió y sólo aprendieron según como fueron tratados. Detente un momento, busca ayuda, escribe, corre o haz lo que sea necesario para encontrar esas creencias que te están deteniendo o causando comportamientos que no te gustan. Quererse es revisarse de vez en cuando y arreglarse lo que adentro no está funcionando.
  9. Vibra desde el amor: Lo que más le falta a este mundo es amor. Un asaltante es probablemente un niño que la sociedad no lo cubrió de amor. Si estás lleno de enojo es problable que tu niño/a interior necesite atención. RE-SU-EL-VE-LO y comparte amor a las personas, ese que tu también necesitas. Al revisar tus emociones y situaciones internas podrás encontrar una forma más tranquila de vida. El que resolvió sus batallas internas, ya no busca conflictos en el exterior.

shutterstock_513110083.jpg

Happiness is the new sexy, y ser sexy no tiene que ver con medidas corporales sino con la actitud con la que enfrentas la vida.

Deseo con todo mi corazón que les sirva y me los encuentre brillando por la vida.

_MG_0888.jpg

Con cariño,

Lau

 

 

 

 

Un poco del trabajo de Byron Katie:

http://thework.com/sites/thework/espanol/eltrabajo.asp

 

 

Un comentario sobre “8 consejos para encontrar la felicidad verdadera

Agrega el tuyo

  1. Tienes tanta razón amiga Yo creo que la felicidad es un estado de conciencia diario en el que tienes que trabajar todos los días no depende ni de tus papás ni de tu infancia ni de tu pareja ni de tus hijos ni de tu situación económica como estas no se necesitan cosas externas yo creo que la felicidad es un camino que está dentro de ti te quiero amiga un beso

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: