¿Cambiar de talla o morir en el intento? Mi historia de cómo logré entrar en el vestido.

34d377a0-bf47-4a24-937a-d1ea08a2be42

El fin de semana pasado subí una historia en Instagram luciendo un vestido, que según sus comentarios y respuestas, me quedaba divino. Recibí muchos mensajes que agradezco muchísimo; y allí andaba disfrutando de la fiesta, leyendo sus comentarios, cuando decidí escribirles acerca de como llegué a este cambio.

La historia inicia en mi adolescencia, cuando me comparaba con mamá y veía que nuestros cuerpos eran distintos, ella en flaca y yo, en yo. Así crecí viendo el cuerpo de mamá como referencia, y distinto con lo cual construí mis creencias con referente a mi peso. Es así que durante años, he creído que soy de “hueso ancho”, curvy, etc.

Y en al menos unos 20 años, he tenido una fluctuación de peso de 10 kilos para arriba  y para abajo, tratando de mantenerme delgada. Sufriendo en silencio, otras no tanto con los hábitos de la comida mexicana y nuestra cultura que se mueve alrededor del buen comer.

IMG_1102

A los 30 años apenas, empecé a ejercitarme constantemente; empecé nadando por años y me convertí en corredora asidua poco tiempo después.

En total he acumulado 10 años de kilómetros nadados, también corridos, yoga a 42 grados, levantamiento de pesas en el gimnasio y un sinfin de dietas y especialistas visitados. Algunos con éxito, otros sin gloria; como muchas mujeres supongo, creyendo que la moral es amiga de la báscula.

 

El vestido en cuestión, lo compré en las rebajas de diciembre sabiendo que con 3 kgs menos luciría mejor -(ya empezaba a ponerme retos que he hecho antes y que pareciera que es la lápida de la intención). Apretaba un poquito, pero lucía genial y cumplía con todas las líneas necesarias que una prenda debe tener para mi tipo de cuerpo, así que me aventé a comprarlo, –“al cabo está con super descuento y me ayuda a bajar los kilos que traigo de más”.

El problema es que para el mes de marzo, se acumulaban los meses sin ejercitarme y había subido unos kilos más 😬🙈 . En abril, tuve que comprar ropa nueva por que de plano, nada me quedaba. En vez de sufrir como en años anteriores, decidí solucionarlo sin el harakiri mental de la Laura juvenil, compré una talla más y hasta hice un video acerca de qué prendas elegir para sentirte bien si subes unos kilos. –“Si la vida te da limones…”

 

En mayo un poco cansada de la situación y del reflejo del espejo,  decidí que no cambiaría de talla; que esa mirada de castigo debía irse ,ya fuera por que aceptaba mi nuevo cuerpo o por que haría algo para solucionarlo. Cualquiera de las dos venía bien, lo más importante era dejar de quejarme del problema, sin hacer algo diferente en realidad.

“Lo más importante era actuar y liberarme de la miseria”

No sé si fue el estrés de tanto trabajo o el subconsciente, el chiste es que a mitad de mayo me hinché -todavía más– y digamos que la báscula seguía corriendo en los números.

Detecté que era retención de líquidos, pues mi cara estaba deforme, mis pies y manos demostraban hinchazón y además mi vientre se inflaba cual globo después de comer. Todo alimento consumido, me caía fatal.

Me sentía tan mal que decidí hacer ayuno de dos días, -dos días sin comer sonaba como mi mejor opción- .La verdad es lo que me ayudó a sentir alivio, pero al momento de volver a comer, mi estomago volvía a las condiciones normales de hinchazón y dolor, así que decidí comer sin grasa, ni condimentos de ningún tipo. Aún así avanzaban los días y no mejoraba mucho y tampoco crean que bajé mucho de medidas. Lentamente al pasar de los días la hinchazón fué cediendo.

Ya sé, que la pregunta de todo el mundo es que ¿por qué diablos no acudí al médico?-. La respuesta es que ya he sufrido de colitis antes y te envían a casa con una caja llena de medicamentos, y claro el problema será solucionado. Peeero mi cuerpo me está hablando y necesitaba escucharle, así que por eso me dedique a cambiar mi alimentación en lugar de correr al doc, ¿me entienden?.

Ya en ese punto, adelgazar no era mi objetivo, sino sentirme mejor.

img_0117

Platicando con una clienta, me ofrecieron el detox de Isagenix y me pareció buena idea, pues me evitaba quedarme sin alimento u opciones en esos largos días donde sentarme a comer sano es imposible.

Y es que la vida de un maquillista es así, hay temporadas bajas y semanas en las que no descansas! Existen días donde no es posible traer cargando dos maletas con tu comida para cada 4 horas.

 

En medio de mi agenda caótica, avancé mezclando a mi manera el programa de Isagenix, con comida sana, cuando tenía la oportunidad y en esos días de llamados de las 6 am a las 8 pm con botanas poco saludables, alternando entre malteadas, nueces o zanahorias, lo que pudiera comerse que no me irritara el estomago.

Después platicando con Alexis (otra clienta mía y dueña de Divina Elite Spa), me ofreció probar los tratamientos corporales para reducir medidas y esta vez, consiente que llevaba semanas con mi alimentación sana, decidí darme la oportunidad. (Ya lo había intentado hacia unos años, pero no dejé de comer y sale sobrando el final de esta frase).

Ahora era momento, me iba por las mañanas después de dejar a mis hijas en el colegio, antes de todo el día de locos. (seguro vieron mis historias en IG). Lo padre es que al notar los cambios de sesión en sesión, ¡más cuidaba mi alimentación! porque no quería que regresara la grasa y lo que realmente me dejó impactada son los cambios visibles de sesión en sesión.

A mi modo de ver es mejor que una lipo, pues van moldeando esas zonas problemáticas y al menos para mí resultó un apoyo al comer. (ya en el momento que no sentía dolor ni hinchazón).

img_2428
La cavitación es un tratamiento para eliminar grasa rebelde y localizada.

Para las que preguntan, En las sesiones me han hecho cavitación, lipolaser, ondas rusas y vacumterapia, y les dejo algunas fotos de entre las sesiones para que se den una buena idea de lo que se puede lograr.

Y así llegué a la meta, la colitis inició el cambio, el amor propio y la vanidad me empujaron cuando ya me sentía bien.

Siempre he sido renuente a cambiar de talla aunque no siempre lo logré.  Mi abuelo era diabético y me enseñó que hay que ser cuidadoso con la dieta por que tu cuerpo es una máquina. Esa máquina hay que cuidarla a través de lo que ingieres. Hoy me siento mejor eliminando las harinas blancas y los lácteos de mi dieta aunque un día por semana, me doy el disfrute de probarlos.

Lo que aprendí con esta experiencia es que mi cuerpo se siente saturado con ciertos alimentos y que mis emociones no deben decidir lo que ingiero.

Cambio en una sola sesión , el cambio es mucho mayor créanme! 😉

Aún no llego a como solía estar y honestamente, NO voy a matarme en el intento, la vida es para disfrutarla. También aprendí a comer sin torturarme, acepto mi cuerpo cuarentón con las marcas que va dejando la vida, acepto que disfruto comer en familia pero también disfruto que la ropa me quede cómoda y sin que apriete. Así que buscaré un punto intermedio.

El esfuerzo tiene una recompensa que me sabe a gloria y de paso doy el ejemplo a mis dos hijas.

¿Y a tí te ha pasado?, ¿Cómo te tratas en el proceso? Aprende a quererte y hacer las cosas por amor a tí y sin presionarte en exceso.

Espero que les sirva! besotes y mucho amor, por que creanme que ser mujer es una tortura por fuera y por dentro jajajaja, no es cierto, bueno sí, bueno no, bueno a veces.

Con cariño Lau Alvarado

2 comentarios sobre “¿Cambiar de talla o morir en el intento? Mi historia de cómo logré entrar en el vestido.

Agrega el tuyo

  1. Me siento muy identificada contigo, llevo toda la vida haciendo dietas y ninguna me funciono hasta fui con un homeópata y logre bajar algunos kilos, pero sólo eso, me estanque y no baje más, llevo un año haciendo ejercicio todos los día y comiendo “sano” pero mi cuerpo no demuestra ningún cambio a veces creo que solo estoy pierdo tiempo en el ejercicio (crossfit, funcional) también sufro de dolor en el estómago con algunos alimentos y ningún doctor me ha sabido decir que es solo me llenan de medicina, espero algún día me pase lo que a ti, a aprender a quererme y aceptarme felicidades !!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: