6 cosas que las madres debemos evitar al educar a nuestras hijas.

Por mi colega Miss Labelle Mx

Encuéntrala en sus redes twitter, facebook e instagram.

Como mamá de una niña y un niño, siempre tuve el plan de educarlos igual. Pero mi plan falló. Con el tiempo me quedó claro que las niñas estamos expuestas a situaciones y prejuicios que los niños sencillamente no tanto.

Hay cosas que, creo yo, al ser el modelo de género que las niñas tienen en casa, debemos evitar como mamás, a toda costa:

mother-and-daughter-3281388_960_720

1. Ser mamá machista

Tengo una amiga cercana cuya madre evidenciaba un trato muy distinto entre su hermano –menor por cierto- y ella. Ella tenía que ser prácticamente la mandadera y atender al hermanito porque él es hombre.

En mi casa, por ejemplo, a mi hermano le enseñaron a conducir desde los 13 años, cosa que con mi hermana y conmigo nunca pasó. Todo eso manda a las niñas de manera muy clara, un mensaje de inferioridad de género.

Si esto ocurre, no te quejes si accede a ser peor pagada que un hombre cuando sea adulta.

2. Dañar el concepto que tiene de su padre

argument-238529_960_720.jpg

Esto ocurre de manera frecuente con las mamás solteras. El papá es el primer hombre en la vida de tu hija. La relación que ella tenga con él marcará la pauta en sus relaciones de adulta. Y aún en el caso extremo que él haya decidido no estar presente en la vida de ella, el hacer malos comentarios –aún si crees que ella no está escuchando porque es muy pequeña- cambiará su concepto de los hombres para siempre.

3. Todos los hombres NO son iguales

Si tú crees que todos los hombres son iguales, y que los hombres “solo piensan en una cosa”, son infieles, mañosos o malagradecidos y patanes, terminarás transmitiéndoselo a tu hija de manera inconsciente. Está muy probado que lo que uno piensa es lo que uno crea. ¿Adivina que buscará cuando sea grande? Hombres que le comprueben que esa hipótesis era verdadera.

Dejémoslas explorar su propia vida, y tener sus propias experiencias antes de imponerles un juicio basado en las nuestras, que lejos de sumarles, las haga sufrir.

4. Evitar “las charlas”

Cuando yo era niña, mi madre nunca tuvo conmigo “charlas incómodas”, , por lo tanto nunca la consideré una fuente a la que yo pudiera acudir o consultar sobre ciertas cosas. Así que recurría a fuentes más “amigables” y desinformadas como yo. Mis amiguitos del colegio o la info que vagaba por ahí.

Si quieres que tu hija te tenga la confianza, y sepa que puede acercarse a ti, debes hacer primero el camino para ella.

girl-2480361_960_720-1.jpg

5. No amar tu cuerpo

El autoestima es algo que, como mujeres, se fortalece con el ejemplo de nuestras madres. Si tu hija te escucha quejándote diario sobre cuánta celulitis tienes, las estrías nuevas que te salieron, lo ancha que es tu nariz, el tamaño de tus senos, etc. y para rematar ella lo hereda también, adivina que connotación le dará a todas esas características.

El mostrarte insegura de ti misma enfrente de tu hija, es la manera instantánea de afectar la suya.

6. Dejar tu valía personal en manos de un hombre

Si tú piensas que tu valor necesita ser reafirmado por medio de un hombre, si te lamentas por la edad que tienes y no haber encontrado el amor masculino, de que tu ex “te dejó”, o haces todo por atraer la atención de los hombres –incluso perder tu esencia- tu hija lo registrará de manera efectiva.

La moraleja será: Tu valor personal depende de lo que los hombres te digan que vales.

Y si encima rematas enseñándole desde los 20 a “buscar un buen marido” y ser “una buena esposa”, en vez de seguir sus ideales y encontrar su propio camino como prioridad, es muy probable que tu hija comparta de por vida esa misma frustración. Y hará todo por conseguir la aprobación masculina, hasta dejarse pisotear en las relaciones, o acceder a andar con hombres abusivos y patanes.

laughter-775062__340

Como mamás tenemos que poner la muestra, finalmente somos esa energía femenina que ellas tienen como modelo. Empatizamos en género y ejemplo. Analicemos de manera más profunda y veamos más allá de lo evidente, sobre los efectos que tienen nuestros pensamientos y creencias, en la vida de nuestras niñas.

¿Has sido víctima de alguno de éstos puntos, ya sea como hija o como madre?

 

Continua con esta emisión #ATodaMadre que con tanto amor hacemos las #mexibloggers

Puedes leer mi entrada hablando del amor maternal y como redirigirlo al mundo en el blog de Glam Weddings.

Ve al blog de Cris Mendoza hablando de el agradecimiento a una madre

En el blog de Moni encontrarás un artículo de el agradecimiento a una madre.

El bellísimo amor maternal de Cris por su perrita lo encontrarás en el blog de Miss Labelle

Lee acerca del amor en el blog de Mujer Ejecutiva 

En Colorholic by Irma del Olmo puedes leer ¿cuál es tu tipo de crianza?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: