AMOR PERRUNO

BLOGGER INVITADA: SUSY PORRAS DE @GWMAGAZINEMX

 

No hay amor más sincero que el de un perro. Es el único ser que te ama más que a sí mismo y daría su vida por salvarte sin pensarlo.

Como podrán leer, soy una loquita que saluda a los perros en la calle, me sé los nombres de los perrunos vecinos más que el de otras personas. Me fascina verlos jugar, dormir y cómo ven el mundo con la inocencia de un niño. Ellos no guardan rencores, viven el momento, disfruta la comida sin remordimientos, juegan y comparten sin hacer distingos.las 8 de las bloggers amor perruno

Deberíamos ser más perros

Me causa mucho enojo la expresión despectiva “es un perro” o “eres un animal” ¡Ja! Suerte la nuestra si fuésemos más como ellos, el  mundo sería un lugar muy distinto.

Reflexionemos…

-Son felices con las cosas más simples

-Mantienen su capacidad de asombro

-Siempre se estiran al levantarse

-Se entregan a la diversión sin importar que puedan ensuciarse

-Saben relajarse de verdad

-Son leales a los suyos

-Olvidan, no guardan rencores

-Están atentos a lo que su cuerpo les dice

isabel

Isabel

Había tenido otros perros, pero sin duda quien marcó una gran diferencia fue Isabel; “la chabela”. Yo creo que fue por como sucedió todo, era una perrita que vivía en la calle; mi mamá la vió y nos dijo que estuviéramos pendientes para poder atraparla y llevarla al veterinario antes de que pudiera quedar cargada. Desafortunadamente ya tenía algunos años de vida en la calle, pero en la primera oportunidad se hizo lo que mi mamá había dispuesto y tras sanarla de una grave quemadura de agua hirviendo y una infestación de pulgas, ya que estuvo fuerte y ganó peso necesario; el doctor la esterilizó. Pasó la recuperación en la casa, no pensábamos adoptarla por que los horarios eran algo complicados y pasaría mucho tiempo sola, por lo que cuando estuvo totalmente sana nos dispusimos a buscarle un hogar donde fuese feliz. Así fué y a los pocos días estaba viviendo con al abuelita de un amigo. La señora había estado buscando una compañía para no estar todo el día sola, mientras la familia salía a la escuela y trabajo y la Chabela era la compañera ideal: tranquila, cariñosa, en pocas palabras, un amor en cuatro patitas.

Puchi (2).jpg

Habían pasado apenas dos semanas. Un sábado por la tarde se escuchó un ruido en la puerta. Cuál fue la sorpresa de mi hermana cuando, al abrir era  Chabela, cansada y sedienta que corrió emocionada hasta el patio donde estaba mi mamá para saludarla. Ella no buscaba casa, ya la había encontrado desde el día que mi mamá la atrapó.

Estábamos molestas con la familia de mi amigo, pensamos que la habían regresado sin tener la delicadeza de tocar la puerta, pero resultó que ellos estaban muy apenados y preocupados. Sucede que la Chabela fué dando unas breves escapadas a diario. Cada día un poco más prolongadas, hasta que un día, no regresó con ellos.  Quién dice que los animales no tienen inteligencia, se equivoca por completo. Chabela regresó a la casa sola, a pesar de que era una distancia de aproximadamente 7 kilómetros.

Como han de imaginarse vivió con nosotros, –espero muy feliz-, hasta que partió, dejando múltiples huellas de su amor hasta el último momento.

thor

Thor y Puchi

Continuó nuestra fallida carrera como rescatistas con Thor, otro perrito que vagaba en busca de amor y algo de comida. Mi hermana lo llevó al doctor, tenía una mordida en la pata derecha trasera, tan profunda que podías ver el músculo. Lo más probable es que la obtuvo en una pelea con otro perro por una perrita.

Después de muchos cuidados sanó y aunque estábamos dispuestos a buscarle hogar, terminó con nosotros. Años después durante un agosto, una perrita llegó a refugiarse bajo unos arbustos. Llovía a cántaros, a pesar de la lluvia se podía escuchar su llanto. Estaba temerosa y se escondía, no se dejaba ver ni tocar. Días después en casa de mi mamá, se dejó tocar por primera vez. Mis hermanas la llevaron al veterinario, estaba muy flaca, llena de pulgas y parásitos. Estuvo una noche con el doctor que la atendió y al traerla a casa para buscarle hogar, terminó conmigo. ¿Qué les puedo decir?, me enamoré de esa pequeña temerosa que al inicio se escondía en los rincones más difíciles de alcanzar, friolenta y tímida. Con el tiempo ganó confianza y pude ver su parte jugetona, alegre y demandante de cariño. Y aquí seguimos, dos años después muy felices, salvo en las mañanas de domingo que abandono mi cama muy temprano para su paseo matutino.

¡Aprende uno tanto de ellos! Se me apachurra el corazón de pensar en el día que Thor y Puchi tengan que alcanzar a Chabela. En verdad, las mascotas son la alegría del hogar. ¿Cuántas veces no has llegado a casa después de un día terrible y todo cambia con un recibimiento animado o por un rabito que se mueve a mil por hora?

Por esto decidí hablar del amor perruno, de verdad, si no lo has vivido te invito a experimentarlo. Nunca te vas a arrepentir.

thor01

Glam Weddings es una plataforma de medios digitales dirigida a personas con diversidad de ideas y estilos. Bodas, viajes, moda, belleza y más.

Te invito a seguirnos en redes, encuéntranos en facebook, twitter e instagram como @gwmagazinemx

#YOAMO #LAS8DELASBLOGGERS

En el mes del amor sigue la edición completa #YoAmo en la que #Las8delasbloggers, hablamos de diferentes tipos de amor. Sigue al blog de Monica Moreno   Un amor de película

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: